Redes de comunicación

(Fiesta, ceremonia, espacio)

Esta es la II parte de la tesis.

Introducción

 

Vamos a estudiar en esta parte del trabajo las redes que estructuran y ordenan el acontecimiento, lo describen y lo rememoran, y, finalmente, lo articulan en sus estrategias de control.

El gobierno del reino se organiza en dos espacios (la corte-palacio, residencia del monarca, y la corte-ciudad donde residen las otras instituciones administrativas, habitan los letrados y los publicistas). La corte-palacio, enfrentada a la corte-ciudad, que desea convertirse en capital del reino, es la transversal que une los tres capítulos que dedicamos a la fiesta, la ceremonia y la organización del espacio.

Se trata, sin embargo, de una red desigual, una enorme tela de araña con un centro emisor de señales, depredador fiscal y consumidor de excedentes agrícolas, que – durante este periodo de la edad moderna - estructura el reino en su beneficio. Este centro, donde conviven los gestores del poder con los publicistas de sus acciones, regula la fiesta (orientándola en razón de la publicidad monárquica), organiza el proceso de las ceremonias monárquicas (tanto disponiendo su orden y cumplimiento como difundiendo su desarrollo a través de la imprenta a los otros núcleos provinciales), ordena el territorio (cartografiando el país desde la visión del centro).

La corte – una estructura dinámica, mecanismo regulador de las jerarquías internas al poder y laboratorio de costumbres, es el punto clave de unión del conjunto de redes de comunicación internas y externas al reino. La nobleza que representa a todo el país – por sus propiedades -, se concentra progresivamente en la corte-palacio durante este periodo, convirtiéndose en curial y dependiente de la monarquía. En la corte-ciudad, las instituciones administrativas del poder monárquico crean la idea de capital del reino, centro asimismo de distribución de poder y eliminación de franquicias provinciales.

Estudiaremos, en primer lugar, las redes que organizan la fiesta y la reestructuran en beneficio del príncipe, pasando de las fiestas del ciclo agrario a la celebración de los momentos vitales del monarca; en segundo lugar, analizaremos la organización de las ceremonias de acuerdo con esta nueva organización del estado y la transformación de estas ceremonias en noticias, lo que Fogel llama ceremonias de la información; y, en tercer lugar, examinaremos la distribución espacial que permite un dominio creciente del territorio, lo que significaron las bodas reales para un replanteamiento cartográfico de la frontera – concretamente de los Pirineos -, y el  desplazamiento de la corte-palacio – tanto la francesa como la española-, acompañadas de publicistas reales, oficiales de la administración y fuerzas militares, hasta la frontera de los respectivos reinos durante el transcurso de las ceremonias y fiestas de los matrimonios reales de 1615.

Comenzamos por la investigación de las fiestas que se celebraron en  la Place Royale de París y en la corte de Madrid, entre 1612 y 1615, con el despliegue de torneos, quintanas, juegos de cañas, comedias y ballets. 

 

 

Materiales de historia es una web de investigación en ciencias sociales basada en trabajos de José María Perceval