Periodo estudiado

(1612-1618)

En el centro de los acontecimientos  (1612-1618)

El objeto concreto de estudio de este trabajo consiste en la publicidad que envuelve el doble casamiento real franco-español realizado a principios del siglo XVII. El infante Ana de Austria (título masculinizado que la identifica como hija primogénita del monarca español) se casa con el monarca francés Luis XIII[1]. Por su parte, la princesa Isabel de Borbón, primera hija de Francia (título que significa ser la primogénita del monarca francés), desposa al príncipe heredero español y futuro Felipe IV de España.

Las bodas reales de 1615 entre las dos coronas de Francia y de España,  llevaban gestándose desde principios de siglo y ya habían provocado un viaje oficial español con bastantes incidentes en 1608[2] por la oposición protestante y las dudas del consejo español[3]. Oficialmente se pactan con el acuerdo de casamiento realizado en enero 1612 y aprobado por ambos consejos reales (25-26 de enero)[4]. Este compromiso fue seguido de una proclamación pública, acompañada de fiestas ciudadanas para publicitar la decisión real, y un tratado de alianza jurado solemnemente por ambas cortes, mediante el envío de embajadores para la petición de mano.

Desde el 31 de enero de 1615, Ana de Austria es saludada como reina de Francia en la corte española y el 2 de febrero se publican oficialmente los casamientos en Madrid. Se apremia a la corte francesa a dar los mismos pasos aunque comienzan las primeras dificultades.

En París, la publicación se retrasó por las negociaciones con los príncipes de la sangre (miembros de la familia real, llamada ‘race royale’)[5] opuestos al casamiento y que manifestaron su descontento ruidosamente en el gobierno y abandonando la corte. A pesar de ello, la Regente María de Médicis da orden a su embajador en Madrid de aprobar los acuerdos[6], al mismo tiempo que organiza en la plaza Real de París (Place Royale, actual Place de Vosgues en el Marais) los festejos públicos. 

A comienzos de marzo, los príncipes abandonan definitivamente la corte[7] mientras el gobierno de la regente proclama conjuntamente con la corte española los casamientos (25 de marzo)[8] y prepara en Paris las primeras fiestas barrocas del siglo XVII[9], a imitación de las festejos ciudadanos florentinos. Estos actos públicos se celebran el 5, 6 y 7 de abril con desfiles de carrozas, orquestas y canciones, torneo (la quintaine) y juego de anillos (jeux de bague), banquetes populares y reparto de monedas, durante tres días de festividades continuas (réjouissances publiques) finalizadas con un gran castillo de fuegos artificiales.

A finales de mayo, después del pago de importantes sobornos – pagados en gran parte por la embajada española -, los príncipes de la sangre vuelven a la corte francesa y la regente puede continuar el desarrollo de los acuerdos matrimoniales. El 5 de junio de 1612, Henri de Lorena, duque de Maine (Mayenne y Humena para las Relaciones españolas) se despide de la reina María de Médicis y del rey Luis XIII en Fontainebleau. El embajador extraordinario se encamina hacia España con veinticinco caballos de posta y en Bayona se le unen doscientos nobles para constituir la comitiva de petición de mano.

Desde España, es enviado, como embajador extraordinario, Diego de Silva y Mendoza, duque de Pastrana y príncipe de Mélito que sale de la corte el 4 de julio[10]. Debería haberse cruzado con el embajador francés en Burgos pero, por desacuerdos diplomáticos, se encuentran en el camino de postas. El 17 de julio hace su entrada en Madrid[11], el duque de Mayenne y el 21 de julio es recibido en palacio.

En agosto se firman las capitulaciones matrimoniales en las cortes de Madrid (22 de agosto de 1612)[12], que abandona el luto por la muerte de la reina, y en París[13], que aprovecha las fiestas de San Luis (25 de agosto) y se despiden ambos embajadores de los monarcas respectivos. El camino de vuelta se efectúa igualmente por las postas y prepara el que se va a realizar tres años después. El 25 de septiembre de 1612 se encuentran de nuevo ambos embajadores, duque de Pastrana y duque de Mayenne, cruzándose, esta vez de acuerdo con el ceremonial, las respectivas comitivas en Burdeos[14].

Desde ese momento se produce un retraso en el desarrollo de los casamientos reales debido a los problemas internos del reino de Francia. El príncipe de Condé se convierte en  líder de los rebeldes al gobierno de la regente y, poco a poco, va agrupando detrás suyo todos los grupos contrarios a la alianza con España: los miembros de la familia real y la alta nobleza, los círculos de letrados cercanos al Parlamento de París y los grupos de protestantes temerosos – como consecuencia de los matrimonios - de la inevitable entrada de los acuerdos del concilio de Trento y del fin de las condiciones del Edicto de Nantes. Como respuesta a la posible y cercana alianza franco española, toda Europa ha comenzado a reconstituir sus alianzas diplomáticas, sobre todo Inglaterra[15] y los estados del imperio que se agrupan en dos ligas contrarias de protestantes y católicos.

En España, el desacuerdo con respecto a los casamientos es menos visible, - aunque nunca dejó de existir un partido favorable a la guerra -, y el desarrollo de los hechos va a ser aprovechado para minar la autoridad del valido duque de Lerma. La sustitución del favorito real provoca intrigas que reúnen a diversas facciones nobiliarias. Dos frentes cortesanos se organizan progresivamente en facciones: una interna a la familia de los Sandoval y dirigida por el propio hijo del valido, el duque de Uceda (facción típicamente cortesana y nobiliaria, con el apoyo del confesor real Aliaga y con elementos tan dispares como el duque de Sessa o el virrey de Sicilia, duque de Osuna). Otra, que reconstruye el partido de los partidarios del enfrentamiento con Francia y que terminará dirigida por el conde de Olivares, al servicio del Príncipe heredero desde 1615 (había logrado este favor real gracias a su espectacular comportamiento en el viaje de los casamientos reales).

En Francia, la reina María de Médicis oscila hacia un acuerdo con el Parlamento - el grupo de los políticos -, alejándose del partido católico devoto, y los príncipes[16], que exigen condiciones políticas imposibles de cumplir (cesión del poder político central en todos los campos) y compensaciones económicas astronómicas[17]. En Francia, la revuelta de los príncipes estalla abiertamente a comienzos de 1614, con pequeñas escaramuzas guerreras hasta llegar al tratado de Saint-Menehould[18] seguido del viaje del rey hasta Bretaña para lograr la sumisión de la provincia que se había rebelado.

El gobierno de la regente es obligado a convocar los Estados Generales para ese mismo año, después de la mayoría de edad del rey (14 años),[19] con la pretensión de reformar el estado, eliminar la corrupción y la venta de oficios (venalidad de los cargos instaurada con la Paulette)[20], retrasar la alianza con España y recuperar las alianzas de los países protestantes. París se llena de panfletos de los diversos grupos en lucha por el poder (parlamento, príncipes, regente además de los emitidos directa, o indirectamente, por la embajada española).

Sin embargo, la elección de los diputados es controlada estrechamente por el gobierno que logra una mayoría de aliados y funcionarios gubernamentales[21]. Los diputados del clero son favorables al concilio de Trento; los de la nobleza, han sido elegidos entre los cercanos al partido devoto; y los del tercer estado, son mayoritariamente oficiales de la corona, lo que permite un triunfo de las posturas de la corte y de la regente que se ofrece como mediadora en los debates: el enfrentamiento entre los tres órdenes es constante y los estados generales aprueban los matrimonios reales (noviembre) antes de ser disueltos a comienzos del siguiente año.

El 23 febrero de 1615, durante la sesión de Clausura de los Estados Generales (Séance de clôture des Etats Généraux), realizada en la sala Borbón situada frente al palacio del Louvre, se destaca un personaje: el joven obispo de Luçon, Richelieu, con veintinueve años, pronuncia el discurso final en nombre de la asamblea del clero y reclama de nuevo la aplicación del concilio de Trento[22]. Los matrimonios reales son la gran esperanza de este grupo y del partido devoto para la aplicación de las normas tridentinas y la lucha contra los protestantes.

Al año siguiente, 1615, legitimada la acción exterior del gobierno de la regente por la aprobación de los matrimonios reales en la asamblea general de los estados, se desmontan las otras peticiones de los diputados referentes al control de la corrupción y el despliegue de la soberanía real sin reconocimiento de ninguna potencia exterior: se restablece la venalidad de los oficios y se introducen los decretos del concilio de Trento. La corte se prepara para trasladarse a Burdeos donde se celebrarán los casamientos por poderes.

La regente acaba con la rebelión de una parte del Parlamento de París[23] (que pretende ocupar poderes del consejo de estado), arrestando al presidente Le Jay, y el grupo de los príncipes (frustrado por las consecuencias de los Estados Generales), se alía con las comunidades protestantes y se encamina hacia la guerra civil que estallará en junio de 1615.



[1] MÉTHIVIER (1964), Le siècle de Louis XIII, p.24.

[2] 1608. FREVILLE, Ambassade de Dom Pèdre de, Tolède en France et satire sur l'entrée de ce seigneur à Fontainebleau. 1608. En una edición veneciana se describe esta entrada de forma absolutamente irónica para la embajada española. COPIE D'UNE LETTRE contenant la description de l'entrée triomphale de don Pedro de Tholedo faicte à Fontainebleau le 19 juillet 1608, ensemble un sonnet et quelques petits discours sur la mort de Bartolomeo Borghese, exécuté à Paris le 20 nov.1606..

[3] 1608. DOCUMENTOS TRANSCRITOS POR JAVIER DE SALAS: ‑ Carta del Rey al Marqués de Aitona, en San Lorenzo, 6 de Abril de 1608 (Archivo de Simancas, Estado, Legajo num.1860); ‑ El Marqués  de Aytona Rey Felipe III en 5 de Julio de 1608 (Archivo General de Simancas, Estado, Legajo 988); ‑ Carta del Rey al Marqués de Aitona, de Madrid a 22 de Noviembre 1608 (Archivo General de Simancas), Estado, legajo num.1860); En la misma REVISTA DE ESPAÑA, tomo VII, 1869, p.638, hay un comentario indicando la aparición del libre de Perrens (compte rendu) donde se habla de este libro de los “Mariages espagnols", aparecido en Orleáns, 1869, anteriormente publicado en la colección de Actas y Trabajos de la Academia de Ciencias Morales y Políticas de París.

[4] 25-26 enero: El Consejo acepta “les mariages espagnols”, expuestos por Brulart de Sillery, con la oposición de los miembros de la familia real, los llamados ‘príncipes de la sangre’, el conde de Soissons y el príncipe de Condé. Continuación de la Asamblea de Saumur en Privas, después en la Rochelle. “Au conseil du 26 janvier 1612, la Régente avait révélé les résultats des conférences et témoignée, à la fois, son contentement et sa détermination. Parmi, les Princes, Condé et Soissons, les plus avides, les plus ambitieux, les plus enclins à semer le désordre, avaient aussitôt marqué leur désapprobation et menacé de quitter la cour”, MAGNÉ (1930), p.17. « 26 janvier. Le projet des mariages espagnols est exposé officiellement au Conseil du roi auquel assistent les ministres et les grands. Louis XIII promet d’épouser Anne d’Autriche, l’aînée des infantes, alors que Élisabeth de France, sa sœur, épouse l’infant, le futur Philippe IV. Cette promesse est parallèle à la signature d’un traité d’entente défensive par lequel l’Espagne et la France promettent de se secourir « mutuellement contre ceux qui entreprendraient quelque chose contre eux et leurs États de même que contre ceux qui se révolteraient contre leur autorité ». Il est aussi stipulé qu’Anne d’Autriche renonce à toutes les prétentions qu’elle et ses enfants pourraient avoir sur les Etats de la monarchie d’Espagne », CORNETTE (2000), p.105.

[5] LEWIS (1981), « Conséquence de l’établissement d’une race royale : les princes de sang », p.202-244. « Le XIIIe siècle voit apparaître un phénomène nouveau dans l’histoire capétienne : les princes apanagés, qui entourent le roi et participent en quelque manière de la qualité royale », LEWIS (1981), p.202.  « Avec la génération de Saint Louis, l’usage se modifie. Sur leurs sceaux, ses frères, ses fils cadets, et les fils cadets de ses successeurs se donnent le titre de « fils du roi de France », LEWIS (1981), p.215.

[6] 28 febrero: la primera vez que la infanta Ana de Austria fue llamada majestad por el embajador francés André de Cochefillet sieur de Vaucelas.

[7] 8 marzo: El príncipe de Condé, Henri II de Borbón, deja la corte para retirarse a su Mansión de Vallery. El conde de Soissons, Charles de Borbón, también abandona la corte para retirarse a su mansión de Dreux.

[8] 25 marzo: publicación en París y en Madrid de los Casamientos. Los embajadores Iñigo de Cárdenas y Vaucelas son invitados a las respectivas cortes del Louvre y el palacio real de Madrid. “Le duc de Mayenne, grand Chambellan de France, allait, en grande pompe, quérir en son logis l’Ambassadeur d’Espagne, et le menait au Louvre, où étaient assemblés Conty, les ducs et pairs, les grands officiers de la couronne. Le chancelier faisait la solennelle déclaration des mariages et recevait le consentement du roi Philippe III para la bouche de son envoyé”, MAGNE, p.24.

[9] 13 marzo: Organización de los festejos en la plaza Real de París (Place Royale), “Les jurés-crieurs, en cavalcade, et précédés de sonneurs de trompe, clabaudaient par la ville et affichaient aux places et carrefours le cartel de défi des tenants et l’Ordonnance du Camp et de Courses à la Quintaine”, MAGNE, p.22.

[10] 4 Julio: sale para Francia el duque de Pastrana como embajador para los casamientos. “a las cuatro de la tarde, salió de Madrid para la corte de Francia la Recámara del duque de Pastrana, que fueron 125 acémilas, las treinta y seis cubiertas con reposteros de terciopelo carmesí bordados de oro con los garrotes y testeras de plata, llevaba tres trompetas, dos alguaciles de corte, y entre otras cosas, llevaba escaleras, bancos de respaldar, aguaderas y cántaros de plata; iban este día sesenta criados con luto por la muerte de la reina nuestra señora doña Margarita. El día siguiente salió el duque acompañado de toda la Corte, que iba a efectuar los Casamientos entre el príncipe Don Phelipe cuarto nuestro señor y madama Isabel de Borbón, hermana del Cristianísimo rey de Francia Luis décimo tercio”, GASCÓN DE TORQUEMADA, p.34.

[11]17 julio: Entrada del Duque de Mayenne en Madrid. “A los 17 entró en Madrid el duque de Umena, a concluir los casamientos entre el Cristianísimo rey de Francia Luis Décimo tercio, con la serenísima infanta doña Ana, hija mayor de los Católicos reyes don Phelipe tercero y doña Margarita, nuestros señores. Hizo lucidísima entrada, cuya relación se hallará entre mis papeles”, GASCÓN DE TORQUEMADA, p.35.

[12] 22 agosto: Signatura del contrato de casamiento en Madrid (capitulaciones) ante el nuncio Antonio Cajetan. Ana de Austria es tratada como reina a partir de este momento pero Mayenne se niega a darle el tratamiento. “Para este día 22 de agosto segunda audiencia dejó el duelo la corte de España fuera del rey haciendo lo mismo el de Humena y los de su compañía”, Las embaxadas célebres de los duques de Humena y de Pastrana, para la conclusión de los casamientos del Rey de Francia Luys XIII y del Príncipe de España Felipe IV, Códice H 50 Ms. de la Biblioteca Nacional de Madrid, p.51, Trascripción, SALAS (1869), p.182. Transcribe asimismo las renuncias de Ana de Austria a sus derechos sucesorios.  

[13] 25 agosto: Fiesta de Saint Louis, Signature du contrat de mariage au Louvre. Es la gran fiesta de la monarquía francesa. Segunda audiencia de Pastrana para firmar el contrato de casamiento. 1612. RELACION de la audiencia que se le dio al Príncipe de Merito, Duque de Pastrana, embaxador extraordinario, en París por los Cristianíssimos Reyes de Francia, y embaxada que les dio, y el efecto que uvo cerca de las Capitulaciones de los casamientos del Príncipe nuestra señor y de la infanta Madama Isabela y de lo que mas passo. 

[14] 25 de septiembre: Mayenne y Pastrana se vuelven a encontrar en Burdeos, La embajada que hizo a Francia el duque de Pastrana para la conclusión del casamiento del Príncipe de España Felipe IV, códice H.Ms de la Biblioteca Nacional, p.55, trascrito SALAS (1869), p.183-184.

[15] La reina ha enviado dos veces al duque de Bouillon para explicar su política, no ha podido pactar un casamiento inglés por la muerte del príncipe de Gales y el rey de Inglaterra ha pactado un casamiento alternativo a los casamientos españoles: En respuesta a los matrimonios entre Francia y España, Jaime I casa su hija Isabel con Federico V, heredero del Palatinado y aspirante a la corona de Praga, lo que será uno de los motivos de la guerra de los Treinta Años.

[16] En diciembre, la reina María de Médicis se aleja del partido devoto, representado por  los duques de Guisa y d’Epernon. Movida por su favorito Concini y el viejo barón de Lux, se aproxima al partido de los príncipes, agrupados en torno de Condé y de sus amigos Bouillon, Nevers y Mayenne. A comienzos de 1613, un miembro de la familia Guisa asesina al barón de Lux en plena calle de Sain-Honoré provocando la ruptura definitiva de ambos bandos. 

[17] CORNETTE (2000), p.106.

[18] 15 Mayo: Traité‑de Sainte‑Menehould, Condé recibe 450 mil libras personalmente y dinero para repartir entre los coaligados (Mayenne, Longueville, Bouillon). Se retrasan los casamientos españoles y la regente promete convocar en Sens los Estados Generales.

[19] 2 octubre: Proclamación de la mayoría de edad del rey Luis XIII en una asamblea del Parlamento (lit de justice). María de Médicis, deja de ser regente y es nombrada Jefe del Consejo por su hijo que sigue sin ejercer el poder.

[20] DESCIMON (1997), « La vénalité des offices et la construction de l’Etat dans la France Moderne, des problèmes de la représentation symbolique aux problèmes du coût social du pouvoir », p.77-93; DESCIMON (1997), « Il mercato degli uffici regi a Parigi (1604-1665). Economia politica ad economia privata della funzione pubblica di antico regime », p.685-716.

[21] 27 octubre: apertura de los Estados Generales. « Les derniers états généraux avant ceux de 1789. Les trois ordres siègent à part dans trois salles du couvent des Augustins et se réunissent pour les séances royales à l’Hôtel de Bourbon (entre le Louvre et Saint-Germain-l’Auxerrois). Le clergé, composé de cent trente-cinq représentants, élit pour président le cardinal de la Joyeuse, la noblesse, composée de cent trente-huit gentilshommes, le baron de Senecey, le tiers état, qui compte cent quatre-vingt-sept députés, en majorité officiers de justice ou de finances, Robert Miron, prévôt des marchands », CORNETTE (2000), p.119.

[22] El concilio de Trento se plocamará oficialmente en la asamblea del clero de 7 de julio de 1615 y los matrimonios reales serán realizados de acuerdo a su ritual.

[23] 28 Marzo: Agitación del Parlamento. Su intención es reconstituir la Curia regis, imponiendo al poder real el dominio de la nobleza de espada y hábito aliadas bajo el poder del canciller presidente del parlamento. Arrest de la Cour du Parlement (Orden de la Corte del Parlamento) de París, Discours veritable de ce qui a s’est passé au Parlement en suite A 1 'Arrest de la Cour du 28 mars dernier et des remontrances.

 

Materiales de historia es una web de investigación en ciencias sociales basada en trabajos de José María Perceval